150 ultimas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

enlaces

*

*


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+ vistas

[H2B] Carlos IV, el rey cornudo



Nace en Portici, Nápoles el once de noviembre de 1748. Era hijo de Carlos III y de María Amelia de Sajonia.
Cuadro de la familia de Carlos IV de Francisco de Goya
Carlos III no pudo aguantarse ante la simpleza del razonamiento de su hijo y le respondió “Carlos, Carlos, que tonto eres, las princesas también pueden ser putas, hijo mío
Pasó su infancia en Italia, donde su padre Carlos III era en aquellos momentos rey de Nápoles. Tenía un carácter débil y una voluntad mínima, además de altibajos en su humor.
Sin grandes dotes intelectuales, si tenía facilidad para el estudio de los idiomas, la música y la pintura. Tenía grandes habilidades para la realización de manualidades.
En ocasiones disfrutaba riendo y gastando bromas con los trabajadores de las caballerizas reales. A veces realizaba combates de lucha leonesa con los mozos de las caballerizas. Pero mientras que un día mostraba alegría y se reía con chistes, al día siguiente, por su cambio de humor, recibía a los mozos a patadas y salivazos, haciéndoles besar su mano y sus zapatos.
Carlos III era consciente de las limitaciones intelectuales de Carlos IV, y no dudaba en decírselo. Un día que estaban comentando la preparación de su boda, Carlos III le recordó la posibilidad que todo hombre tiene de sufrir alguna infidelidad. Carlos IV, le dijo muy seguro de sí mismo “Pienso que los reyes están libres de las preocupaciones que tienen el resto de los maridos porque sus esposas no les pueden engañar con otras, ya que una reina no tiene otro rey cerca más que su esposo”. Carlos III no pudo aguantarse ante la simpleza del razonamiento de su hijo y le respondió “Carlos, Carlos, que tonto eres, las princesas también pueden ser putas, hijo mío”.
María Luisa había comunicado a su confesor, Fray Juan de Almaráz “Ninguno de mis hijos lo es de Carlos IV y, por consiguiente, la dinastía Borbón se ha extinguido en España”
Blanco White definía a Carlos IV como un hombre de nobles ideales, pero que carecía de más mínimo sentido político, pensaba que Carlos IV era “un divino tonto”.
Otro hecho que nos da reflejo de la poca capacidad de Carlos IV se produjo en medio de una fiesta que daba la Corte, el príncipe de Asturias pregunta a Carlos III “Padre, hay una cosa que no comprendo… Si todos los reyes somos designados por la gracia de Dios ¿Cómo pueden existir malos reyes?¿No deberían ser todos buenos reyes?” Carlos III mira a su hijo y le contesta “Pero que tonto eres, hijo mío”.
Físicamente tenía una nariz larga y gruesa, la frente huidiza, la tez sonrosada, la cabeza pequeña con unos ojos grandes, que le daban una mirada asustada, además de bonachona, que le hacían tener el aspecto de un rey simplón e incapaz. Era un gran cazador, lo que hizo que tuviera unas piernas musculadas y potentes, así como una figura esbelta que con el paso de los tiempos iría perdiendo.
El francés Desdevises du Dezeut describía de forma muy grafica a Carlos IV “Era de elevada estatura y de aspecto atlético; pero su frente hundida, sus ojos apagados y su boca entreabierta señalaba a su fisonomía con un sello inolvidable de bondad y debilidad”.
Se levantaba muy temprano, a las cinco de la madrugada, rezaba y oía en sus aposentos dos misas diarias. A las seis de la mañana se dedicaba a la lectura de obras piadosas para posteriormente tener un potente desayuno. Como anteriormente he citado, era un enamorado de las manualidades, destacando en la manipulación de los relojes. Comía siempre a las doce del mediodía.
Su otra gran afición fue la caza, y para realizarla contaba con una amplia colección de armas, teniendo a su servicio los mejores armeros del país. Salía a cazar a la una del mediodía sin importarle la climatología y no regresaba al palacio hasta el anochecer. Tan sólo dejaba de salir a cazar los dos días anteriores de Pascua o cuando había alguna procesión importante.
Después de su jornada de caza, era cuando atendía sus obligaciones regías y durante media hora recibía a los ministros. Posteriormente, se dedicaba a jugar a las cartas o a audiciones de violín del que era muy aficionado. Después de una potente cena, se iba a la cama a las once de la noche.
Sentía una gran afición por la música de Bocherini. Era un violinista aficionado. Carlos IV compró en 1775 el cuarteto de instrumentos Stradivarius que se conservan actualmente en el Palacio Real de Madrid. Se rodeó de un entorno musical que estaba dirigido por el violinista y compositor Gaetano Brunetti.
También le gustaba mucho la pintura y encargaba obras de forma regular a pintores como Luis Meléndez, Claude Joseph Vernet y Luis Paret. Pero sobre todos con Francisco de Goya al que nombre pintor de cámara en el año 1789.
SU MATRIMONIO CON MARÍA LUISA DE PARMA
Carlos IV le dijo a su padre que "una reina no podia engañarme porque no tiene otro rey cerca más que su esposo”, a lo que Carlos III no pudo aguantarse ante la simpleza del razonamiento de su hijo y le respondió “Carlos, Carlos, que tonto eres, las princesas también pueden ser putas, hijo mío”
Carlos IV contrajo matrimonio con su prima hermana María Luisa de Borbón Parma. Tuvo veinticuatro embarazos pero sólo tuvieron catorce hijos y siendo seis los que llegaron a adultos. Sus hijos son:
Carlos Clemente Antonio que vivió dos años y medio.
Carlota Joaquina que se casó con Juan VI de Portugal a la edad de diez años y que se convierte en reina a los diecisiete años al morir el primogénito. Enseguida fue odiada por el pueblo portugués. El rey mandó encerrarla por la conspiración que llegó a encabezar.
María Luisa Carlota que vivió cinco años.
María Amalia que fue casada con su tío Antonio Pascual de Borbón.
Carlos Domingo Eusebio, que vivió tres años.
María Luisa Josefina, que fue casada con Luis de Borbón-Parma, duque de Parma y rey de Etruria.
Carlos Francisco de Paula que vivió un año.
Felipe Francisco de Paula, que vivió un año.
Fernando, que acabó siendo rey con el título de Fernando VII.
Carlos María Isidro, conde de Molina, fundador del carlismo y pretendiente al trono de España, responsable de las guerras civiles que en su nombre y en el de sus sucesores padeció España durante los últimos tercios del siglo XIX.
María Isabel casa con su primo Francisco I de las Dos Sicilias.
Carlos IV vestido de cazador, por Goya
María Teresa, muere a los tres años como consecuencia de la viruela.
Felipe María Francisco que fallece a los dos años.
Francisco de Paula Antonio, casado con su sobrina,Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias. Su primogénito, Francisco de Asís de Borbón, se casó con la reina Isabel IIGaldós lo retrata en los Episodios Nacionales como el padre “Puntillas” por sus afeminadas costumbres que tanto enervaban a Isabel II.
María Luisa de Parma era muy intrigante y carecía de toda discreción. Dominaba completamente al Rey, al que logró mantener apartado de la vida política, mientras ella asumía los asuntos de Estado por medio del válido Manuel Godoy.
El canónigo Escoiquiz describía así a María Luisa: “Una constitución ardiente y voluptuosa…. Y una sagacidad poco común para ganar los corazones que... le había de dar… un imperio decisivo sobre su joven esposo de carácter de Carlos, lleno de inocencia y aún de total ignorancia en materia de amor, criado como un novicio, de solo dieciséis años, de un corazón sencillo y recto y de una bondad que daba en el extremo de la flaqueza… A sus brillantes cualidades juntaba un corazón naturalmente vicioso incapaz de un verdadero cariño, un egoísmo extremado, una astucia refinada, una hipocresía y un disimulo increíbles y un talento que… dominado por sus pasiones, no se ocupaba más que en hallar medios de satisfacerlas y miraba como un tormento intolerable toda aplicación a cualquier asunto verdaderamente serio… obligándola a dar al favorito más inexperto las riendas del gobierno, siempre que él supiera aprovecharse del ascendiente absoluto que, a falta de amor, le daba el vicio sobre su alma corrompida”.
EL REINADO DE CARLOS IV
De caza. Godoy (izq.) y Carlos IV (centro) en el Real Sitio de Aranjuez
Carlos IV llega al poder el 14 de diciembre de 1788. El inicio del reinado coincide con una fuerte crisis económica. La administración se encontraba muy anquilosada y ponía en cuestión la política reformista llevada por Carlos III. A ello, hay que añadir, que en Francia se estaba produciendo “la revolución francesa”, que estaba cuestionando el funcionamiento del denominado Antiguo Régimen.
Ante los acontecimientos que se daban en Francia 1789-1791, el ministro Floridablanca tuvo una actitud muy vacilante, que le hizo no intervenir, al mismo tiempo que intentaba mantener a salvo de la ideología revolucionaria francesa, que se estaba extendiendo por toda Europa.
Ante el fracaso de Floridablanca, le sustituye el ministro Aranda que dirigía el partido aragonés. Pero la situación no mejora. Mientras en Francia se había proclamado la República.
Le sustituye Manuel Godoy, que debía todo lo que era a los reyes, por lo que su lealtad es total. Realiza algunas reformas con la finalidad de controlar el poder de la alta Nobleza. Para que no fuera cuestionado por su origen humilde, Carlos IV lo eleva a la más alta nobleza proclamándolo Grande de España.
Cristóbal TORAL según Francisco de GOYA, "Según La Familia de Carlos IV de España"; inspirado del cuadro original de Francisco de GOYA (1801), óleo sobre tela, 1974-1975
Godoy era odiado tanto por la nobleza, que no lo aceptaba, dado su origen humilde y tampoco por el pueblo que le odiaba por considerarlo el primer gran dictador de la era moderna, además por sus relaciones adúlteras con la Reina. Unió la política exterior española a la francesa que realizaba Napoleón Bonaparte. La principal oposición a Godoy provenía del partido aragonés que encabezaba Aranda y que enseguida contaron con el apoyo del príncipe de Asturias, el posterior Fernando VII, que se dedicaba a desprestigiar a Godoy y a sus padres con los cuales no se entendía.
LOS CUERNOS DE CARLOS IV
María Luisa de Parma mantenía una relación amorosa con Godoy desde antes de la muerte de Carlos III. Ella utilizó toda su influencia para hacer de Godoy el hombre más poderoso de la Corte.
Algunos historiadores han descartado la naturaleza sexual de las relaciones entre la reina María Luisa y Godoy, argumentando que el continuo ascenso de éste, es debido a la lealtad que demostró siempre hacia los reyes y a la escasa capacidad de acción política de la pareja real.
Sin embargo, parece claro que alguno de los catorce hijos que tuvo la Reina, lo eran también de Godoy.
Godoy. Cuadro de Francisco de Goya
María Luisa había comunicado a su confesor, Fray Juan de Almaráz “Ninguno de mis hijos lo es de Carlos IV y, por consiguiente, la dinastía Borbón se ha extinguido en España”. Fray Juan de Almaráz escribió, el 8 de enero de 1819, la última confesión de María Luisa antes de morir, y que le transmitía “ninguno, ninguno de sus hijos e hijas, ninguno era del legitimo matrimonio, lo declaraba para descanso de su alma y que el Señor le perdonase”.
Al conocer Fernando VII está declaración, donde se ponía en cuestión su legitimidad, decidió encerrar a Fray Juan de Almaráz en el castillo de Peñíscola hasta su muerte. Si se hubiese confirmado lo dicho por la Reina María Luisa hubiese puesto en duda toda la legitimidad de los Borbones posteriores.
EXILIO Y MUERTE DE CARLOS IV
Retrato de Carlos IV, por Francisco de Goya, 1789. Museo del Prado
Tras el motín de Aranjuez, se produce la renuncia de Carlos IV a favor de Fernando VII. Carlos IV por orden de Napoleón se traslada a Francia donde se instala en el palacio de Compiegne en el cual permanecerá durante cuatro años. En el verano 1812, Napoleónpermite que Carlos IV, su esposa y su séquito se trasladen a Roma instalándose en el palacio Borghese. Cuando se produce la derrota de Napoleón. Carlos IV sigue en Roma, pero se va a vivir al palacio de los Barberini durante cuatro años y lo hace gracias a la pensión que le pasa el rey Fernando VII.
María Luisa muere el uno de enero de 1819, postrada en la cama con las dos piernas rotas y una salud muy deteriorada. En esos momentos Carlos IV se encontraba en Nápoles, pero sufre un grave ataque de gota, que llevaba años padeciéndola y muere pocos días después que la reina el 19 de enero de 1819. Se encuentra enterrado en la cripta del Real Monasterio de El Escorial.
*
Autor del articulo -

Carlos IV, el rey cornudo.

Edmundo Fayanas Escuer | 07 Marzo 2015 -
*
Wikipedia 
  • Carlos IV de España - Wikipedia, la enciclopedia libre

    es.wikipedia.org/wiki/Carlos_IV_de_España
    Carlos IV de España, llamado «el Cazador» (Portici, 11 de noviembre de 1748-Nápoles, 19 de enero de 1819), fue rey de España desde el 14 de diciembre de ...
  • Reinado de Carlos IV de España - Wikipedia, la ...

    es.wikipedia.org/wiki/Reinado_de_Carlos_IV_de_España
    El reinado de Carlos IV de España (1788-1808) estuvo marcado por el impacto que tuvo en España la Revolución Francesa de julio de 1789 y su desarrollo ...
  • *
    REFRANES a tener muy en cuenta siempre - "NUNCA LLUEVE A GUSTO DE TODOS".- "ARRIMAR EL ASCUA A SU SARDINA".- "CADA UNO HABLA DE LA FERIA COMO LE VA EN ELLA".Y no olvidarse de la "mas moderna" que dice : "Aqui el que no corre vuela y el MAS TONTO hace aviones".
    Nota : pongo estos tres refranes para que el lector tenga cuidado con lo que lee.
    Es muy facil manipular a la gente, todo el cuidado es poco.
    Hay que CUESTIONARSE lo que se lee, CONTRASTARLO  y luego CADA UNO DEBE LLEGAR A SUS PROPIAS CONCLUSIONES.
    VRedondoF
    ** Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. **
    **  Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. **
    ** Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE, según mi criterio). **
    ** Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. **
    **  Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera), contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. **
    ** Si te ha gustado la publicacion, lo mejor que debes hacer es ir al blog/pagina del autor y DEJAR UN COMENTARIO. En mi blog no puedes dejar comentarios, pero si en el del autor. **
    ** Cuando incorporo MI OPINIÓN, la identifico CLARAMENTE,  con la única pretensión de DIFERENCIARLA del articulo original. **
    ** Pido perdon por MIS limitaciones literarias. El hacerlo mejor (no mucho) me cuesta dedicarle MAS TIEMPO, y la verdad es que (ademas de no tener tiempo) tengo poca paciencia,  por ello, y nuevamente, pido disculpas por las susodichas limitaciones. **
    ** Mi correo electrónico es vredondof (arroba) gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algún comentario. **
    ** Por favor!  Si  te ha molestado el que yo haya publicado algún artículo o fotografía tuya,  ponte en contacto  conmigo (vredondof - arroba - gmail.com ) para solucionarlo o retirarlo. **
    *


    --
    Publicado por cc.co2.vrf para H2B el 4/28/2015 06:00:00 a. m.
    Leer más...

    [RFP] El legado de Giner de los Ríos


    Francisco Giner de los Ríos y sus amigos los krausistas triunfaron con la revolución de 1868. Fueron la base ideológica de la monarquía democrática y luego de la Primera República. El fracaso de aquel experimento desacreditó la escuela krausista y cuando se reinstauró la monarquía constitucional, los que habían sido desalojados del poder en 1868 reclamaron su venganza.
    Francisco Giner de los Ríos en 1881 - Foto Wkipedia
    Francisco Giner de los Ríos y sus amigos los krausistas triunfaron con la revolución de 1868. Fueron la base ideológica de la monarquía democrática y luego de la Primera República. El fracaso de aquel experimento desacreditó la escuela krausista y cuando se reinstauró la monarquía constitucional, los que habían sido desalojados del poder en 1868 reclamaron su venganza. Se plasmó en un enfrentamiento del ministro de Fomento (encargado de Instrucción por entonces) con Giner de los Ríos. Cánovas, el gran liberal conservador, habría querido evitar la colisión, pero ni su ministro “moderado” ni el catedrático de izquierdas aceptaron lo que consideraban una vil transacción. Lo querían todo. El episodio se zanjó con la expulsión de la Universidad de Giner y su grupo, para entonces reducido a un puñado de personas.
    La monarquía constitucional se fundaba en el pacto y en la transacción. Giner y los suyos enarbolaban la bandera de la radicalidad y la intransigencia. Así empezó a formarse la fantasía del martirio de la izquierda, cultivada desde entonces de forma compulsiva. La fantasía se cuidó con especial mimo en la empresa que fundaron los expulsados de la Universidad pública, que fue una universidad privada (creada al amparo de la legislación liberal del denostado régimen canovista). Como el krausismo andaba de capa caída, el establecimiento se reconvirtió acabó reconvertido en un colegio mientras todos los expulsados iban recobrando sus cátedras en la Universidad pública. A partir de ahí se forjaría el concepto de “liberad de cátedra”, frente al de libertad de enseñanza: había que volver a hacer la revolución, pero con financiación estatal.
    Lo importante era el mito radical, que Giner logró traspasar a las siguientes generaciones, en particular a las que gobernarían su país cuando la Segunda República
    Aquello fue la Institución Libre de Enseñanza, dedicada a formar las nuevas elites españolas. Las formaría con criterios específicos. La intransigencia, en primer lugar: allí se cultivó el recuerdo del martirio frente al régimen supuestamente intolerante de la monarquía constitucional, la denostada “Restauración”. Que aquello saliera adelante gracias a la “Restauración”, y muchas veces gracias al dinero que puso el Estado, era lo de menos. Lo importante era el mito radical, que Giner logró traspasar a las siguientes generaciones, en particular a las que gobernarían su país cuando la Segunda República.
    Otro criterio, consistente con la bandera radical, era la de la pureza. En la Institución todo estaba meticulosamente limpio, todo era aire puro, sencillez de líneas, claridad. No podía haber mayor contraste con la estética ecléctica de la época liberal, de la que los institucionistas y sus amigos renegaban por eso mismo, por ecléctica y, por tanto, por falsa e inauténtica. Cuando llegó la crisis del liberalismo, lo que en España llamamos la crisis del 98, aquello cobró un nuevo sentido. Había llegado la hora de la “España auténtica” frente a la “España oficial”.
    La institución se postuló así como la regeneradora espiritual y estética de España, más allá de la labor prosaica de los regeneradores políticos. Y donde estos fracasaron, los institucionistas triunfaron porque lo suyo no era la política, sino el espíritu y el estilo. La minoría formada en laILE poseería a partir de entonces el monopolio de las claves de la verdadera regeneración de España: el estilo de la modernidad auténtica, que conectaba al mismo tiempo con el auge de lo popular, por una parte, y el de las minorías selectas, por otra. Todo se fundía en el fondo majestuoso del paisaje de la sierra madrileña o de la montaña santanderina, que resumía el alma de la España virgen y eterna, que sólo los institucionistas sabían comprender. Por otra parte, emprendieron una gran obra de modernización de la Universidad y de la investigación, acompañada de un empeño de control político y el monopolio de los recursos que, por ejemplo, llevaría al enfrentamiento con la Universidad Central (Madrid) en 1918.
    La institución se postuló así como la regeneradora espiritual y estética de España, más allá de la labor prosaica de los regeneradores políticos
    También contaba –y quizás más que nada- la forma en la que esa minoría conseguía acceder a esas claves. No se trataba de una enseñanza cualquiera. Se trataba de formar a nuevos seres humanos, imbuidos del espíritu del fundador que les infundía mediante su ejemplo y su contacto cotidiano la vía a su nueva naturaleza. Baroja los trató más de una vez de cursis, y aquello se parecía mucho a los grupos nacidos en la crisis de fin de siglo para dar seguridad a quienes estaban en trance de perder el rumbo, la identidad.
    Lo que se formaba allí era algo más que una minoría selecta, como preconizó luego Ortega.Era un grupo que dominaba íntimamente –la intimidad es la palabra clave del ideario, por así llamarlo, de Giner-, desde dentro, la vía que conduce a la auténtica verdad de las cosas. En la crisis de la conciencia nacional de fin de siglo, la Institución dio lugar a una forma particularmente enrevesada de nacionalismo español en el quienes detentaban las claves de aquella vía detentaban también las claves de comprensión, y de expresión, de la verdadera España.
    Aquella minoría nada tenía que ver con la democracia, que es el reino de las masas, irremediablemente rebeldes, ruidosas, ajenas a los criterios de buen gusto que en la institución eran practicadas como una forma de selección natural religiosa. Joaquín Costa comprendió, demasiado tarde, que aquello no estaba destinado a formar al conjunto de la población, de la que la institución se desentendió siempre, sino al control ideológico y, sobre todo, estético de los procesos de modernización.
    La personalidad, la inteligencia y la visión estratégica de Giner de los Ríos lograron consolidar aquel proyecto. Giner falleció en 1915, hace ahora cien años, cuando ya se había cumplido la travesía del desierto, habían quedado atrás los años de triunfo de la Monarquía constitucional y se acercaba una nueva tierra prometida, una nueva gran crisis. Los posteriores fracasos y los nuevos éxitos de la escuela serían obra de sus discípulos, en los que siempre ha estado vigente, en cualquier caso, el mismo anhelo de pureza estética y la misma voluntad de imponer sus propios criterios, relacionados con algo más que la simple ideología.
    La decadencia de las actuales minorías rectoras españolas, de la que tanto se habla hoy en día, probablemente está relacionada con la dificultad de aquel núcleo, que ha querido dirigir la cultura española desde hace más de cuarenta años, para abrirse al diálogo, a la transacción, a la tolerancia.  
    *
    Autor del articulo -El legado de Giner de los Ríos

    José María Marco

    *
    Wikipedia 
    1. Francisco Giner de los Ríos - Wikipedia, la enciclopedia libre

      es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Giner_de_los_Ríos
      Francisco Giner de los Ríos (Ronda, Málaga, 10 de octubre de 1839-Madrid, 18 de febrero de 1915) fue un pedagogo, filósofo y ensayista español. Discípulo ...
    *
    REFRANES a tener muy en cuenta siempre - "NUNCA LLUEVE A GUSTO DE TODOS".- "ARRIMAR EL ASCUA A SU SARDINA".- "CADA UNO HABLA DE LA FERIA COMO LE VA EN ELLA".Y no olvidarse de la "mas moderna" que dice : "Aqui el que no corre vuela y el MAS TONTO hace aviones".
    Nota : pongo estos tres refranes para que el lector tenga cuidado con lo que lee.
    Es muy facil manipular a la gente, todo el cuidado es poco.
    Hay que CUESTIONARSE lo que se lee, CONTRASTARLO  y luego CADA UNO DEBE LLEGAR A SUS PROPIAS CONCLUSIONES.
    VRedondoF
    ** Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. **
    **  Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. **
    ** Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE, según mi criterio). **
    ** Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. **
    **  Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera), contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. **
    ** Si te ha gustado la publicacion, lo mejor que debes hacer es ir al blog/pagina del autor y DEJAR UN COMENTARIO. En mi blog no puedes dejar comentarios, pero si en el del autor. **
    ** Cuando incorporo MI OPINIÓN, la identifico CLARAMENTE,  con la única pretensión de DIFERENCIARLA del articulo original. **
    ** Pido perdon por MIS limitaciones literarias. El hacerlo mejor (no mucho) me cuesta dedicarle MAS TIEMPO, y la verdad es que (ademas de no tener tiempo) tengo poca paciencia,  por ello, y nuevamente, pido disculpas por las susodichas limitaciones. **
    ** Mi correo electrónico es vredondof (arroba) gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algún comentario. **
    ** Por favor!  Si  te ha molestado el que yo haya publicado algún artículo o fotografía tuya,  ponte en contacto  conmigo (vredondof - arroba - gmail.com ) para solucionarlo o retirarlo. **
    *


    --
    Publicado por cc.co2.vrf para RFP el 4/23/2015 06:00:00 a. m.
    Leer más...